domingo, 30 de noviembre de 2014

Nunca más


Después de mirarme , y sentirme como siempre llena de grietas, vacía, con agujeros, heridas que no han sanado y que reaparecen quemando partes que creía estaban reparadas. Después de mirarme y prometerme nuevamente lo que nunca cumplo, vuelvo a recordar por qué me encuentro acá, porqué ya no lloro , ni siento de la misma manera, porque no volveré a sentir de esa forma otra vez. 
Leí por ahí una vez que cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Pues, creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.  El resultado es que el objeto no solo se repara , si no que es aún más fuerte que antes. En vez de ocultar sus defectos, las acentúan con oro y las celebran , pues es la pieza más fuerte. 
Me enaltezco y celebro mis grietas, aun estoy juntando mis partes que han sido lastimadas y que he lastimado, aún estoy entendiendo lo importante que es reparar en vez de ocultar, sentir en vez de entender, 
entender que también los que me han dañado tienen sus propias grietas que reparar y que mis vínculos lastimados, mi corazón roto puede repararse y volverse más fuerte y bello de lo que estaba. 
Y entiendo porque estoy aquí, imperfecta, frágil , pero con la capacidad de recuperarme y volverme más hermosa. 

Por eso Nunca más