viernes, 19 de agosto de 2016

Dolor


Sigue siendo difícil escribir una despedida a mi madre,
a ti , a la mujer más importante en mi vida.

Es curioso como de un segundo a otro nos cambia la vida, vida que quizás podría haber sido un poco más linda, pero NO...

La vida ya ha cambiado y algo en mi ha muerto, algo en mi se quebró.
Estoy muerta en vida, con mis sombras que vuelven a aparecer
con mis dolores, mis miedos y
mi inseguridad.

No puedo convencer a mi alma que ya no estarás.

La vida continúa dicen.. y eso es lo peor.
Que todo "sigue igual" cuando por dentro te partes en dos y desearías no estar
simplemente no estar más.
Cerrar los ojos y desaparecer

Tal vez algún día que cierre los ojos al despertar todo habrá sido un sueño...
Mientras tanto la vida continúa

                                                             lenta, sombría, gris
como la vida que siempre ha sido
y que intentaba colorear.