domingo, 30 de noviembre de 2014

Nunca más


Después de mirarme , y sentirme como siempre llena de grietas, vacía, con agujeros, heridas que no han sanado y que reaparecen quemando partes que creía estaban reparadas. Después de mirarme y prometerme nuevamente lo que nunca cumplo, vuelvo a recordar por qué me encuentro acá, porqué ya no lloro , ni siento de la misma manera, porque no volveré a sentir de esa forma otra vez. 
Leí por ahí una vez que cuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro. Pues, creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.  El resultado es que el objeto no solo se repara , si no que es aún más fuerte que antes. En vez de ocultar sus defectos, las acentúan con oro y las celebran , pues es la pieza más fuerte. 
Me enaltezco y celebro mis grietas, aun estoy juntando mis partes que han sido lastimadas y que he lastimado, aún estoy entendiendo lo importante que es reparar en vez de ocultar, sentir en vez de entender, 
entender que también los que me han dañado tienen sus propias grietas que reparar y que mis vínculos lastimados, mi corazón roto puede repararse y volverse más fuerte y bello de lo que estaba. 
Y entiendo porque estoy aquí, imperfecta, frágil , pero con la capacidad de recuperarme y volverme más hermosa. 

Por eso Nunca más

jueves, 5 de junio de 2014

Las 4 leyes de la Vida


1. La persona que llega es la persona correcta, es decir ninguna persona llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación [o recordar algo ya aprendido]. 


2. Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera, aunque parezca insignificante. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

3. Cualquier momento que comience es el momento correcto. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

4. Cuando algo termina, termina, simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Todo cumple un ciclo, nace, crece y debe morir. 





Me gustas, mi corazón sangra y me gustas.
Mi corazón late y me gustas.

Me estremezco...

Me armas y desarmas y vuelvo a latir.

Me gustas y te quiero cerca
Y te quiero besar siempre un poquito más.

Me gustas  y me duele,
me duele el mismo corazón  que late, que armas y desarmas 
y que haces estremecer.

Me gustas y te comería, 
y te arrancaría los celos, la locura, la apatía, la rabia, la razón.

Me gustas y me duele hacerlo, me gustas...

Y no se acaba.


[Y siempre vuelvo a latir.]

viernes, 9 de mayo de 2014

De vez en cuando

De  vez en cuando me vuelvo a preguntar por esos días,
y me vuelve a doler el cuerpo,
me duelen las ganas,
la cabeza , los días.

El sin sentido me molesta
y ahoga mi oído con
palabras sucias atrasadas del correo.


he perdido mucho de mí,
y de lo que alguna vez fui, soñé ser.
a veces paseo
y a veces te veo pasear con ella.

en calma, en acción, a deshoras.
es curioso como las líneas de las veredas
pueden trazar un camino inesperado
cuando no sabemos qué nos guía.


De vez en cuando, vuelvo a recorrer esos lugares con mi mente
y vuelvo a sentir ese mismo pesar
a veces yo paseo y te veo pasear.



miércoles, 7 de mayo de 2014

Me gustaba


Me gustaba mirar a las personas mientras caminaban,
Permaneciendo callada en algún rincón,
muda.
 Me gustaba sentir la calma mientras lo demás se rompía, el ruido de los pasos y de los autos hacía de mi espera algo pequeño, mirando desalentadamente a la gente que corría, o que caminaba rápido por las calles de la ciudad.

yo sin prisa observo,
en mi fragilidad, observo
me he sentido tantas veces ridícula caminando , contando cuantos pasos doy hasta llegar a mi destino

Y sigo sintiéndome ridícula.


domingo, 4 de mayo de 2014

paráfrasis de él

Él, con sus historias fantásticas
Él, con su caminar pausado, de lentas melodías que escucho antes de irme a dormir
él , de respirar melancólico
tiene un gesto pueblerino en su mirada que cae como el agua del otoño sobre el rostro pálido
y enflaquecido
 él, que pasea solitario,
sereno y en furia
calmado y en llamas
Estás siempre tan lejos de tu vida, tan incierto, navegante sobre un mar de cenizas que creaste entre las rocas,
que quemaste lentamente.
Estás encendiendo mi vida, mi vida de piedra y huesos y sabor a manzana,
como a la eternidad eres relámpago, y tu resplandor ilumina sombras.
Siempre ha existido él , hombre, niño, pálido, solo, triste, 
mudo, canción, ave, árbol.
llenas este pedazo de  tierra con tu presencia casi ajena
casi como si no quisieras estar ,
tu alma enorme como un océano emigra a cualquier sitio
 y tu cabello huele a soledad,
tienes tu pecho lleno de monedas con formas
similares a lunas y lágrimas.
Te pareces a un bosque desierto y olvidado en el que alguna vez alguien  habitó,
eres lo mismo que un viento salvaje e indomable que se acaba en cualquier momento,
eres costumbres, eres lo que me arrastra a la  maldad,
derribas parte de lo que eres con una mirada, y sigues existiendo, pero no vuelves, pero no sangras, pero no eres tú.


viernes, 18 de abril de 2014

Voy y no vuelvo

Antes creía que volver siempre era bueno, 
hoy creo que volver 
es como volver a caer en una trampa, 
en un vacio absoluto del que no hay certezas. 

Y de pronto, frente a ese vacío 
nos encontramos, rezándole a santos que no creemos 
a dioses que no adoramos 
y a palabras que nunca leímos , y que tampoco podríamos entender. 

Pero tenme aquí, predicando lo que nunca leí.
Antigua, ligera, fácil. 

Tan fácil como lo que era. 

Voy y no vuelvo. 

Voy y tengo ganas de extinguir.  





lunes, 24 de marzo de 2014

Hora Absurda

Tu silencio es una nave con todas las velas llenas…
Blandas, las brisas juegan en las flámulas, tu sonrisa…
Y tu sonrisa en tu silencio es la escalera y las andas
con que me finjo más alto y junto a cualquier paraíso…

Mi corazón es un ánfora que cae y que se quiebra…
Tu silencio lo recoge y quebrado lo arrincona…
Mi idea de ti es un cadáver que el mar trae a la playa…, y mientras tanto
tú eres la tela irreal en la que mi arte yerra el color…

Abre todas las puertas y que el viento barra la idea
que tenemos de que un humo perfuma de ocio los salones…
Mi alma es una caverna colmada por la marea alta,
y mi idea de soñarte una caravana de histriones…

Llueve oro mate, mas no en lo exterior… Es dentro de mí… Soy la Hora,
y la Hora es de asombros y toda ella escombros de ella misma…
En mi atención hay una viuda pobre que nunca llora…
En mi cielo interior nunca hubo una sola estrella..

Hoy el cielo es pesado como la idea de no llegar nunca a un puerto…
La lluvia menuda está vacía… La Hora sabe a haber sido…
¡Y no haber algo como lechos para las naves!…
Absorta en alienarse de sí, tu mirada es una plaga sin sentido…

Todas mis horas están hechas de jaspe negro,
mis ansias todas talladas en un mármol que no existe,
no es alegría ni dolor este dolor con el que me alegro,
y mi bondad inversa no es ni buena ni mala…

Los haces de los lictores se abrieron al borde de los caminos…
Los pendones de las victorias medievales no llegaron ni a las cruzadas…
Pusieron infolios útiles entre las piedras de las barricadas…
Y la hierba creció en las vías férreas con lozanía dañina…

¡Ah, qué vieja es esta hora!… ¡Y todas las naves partieron!
En la playa sólo un cabo muerto y unos restos de vela hablan
de lo Lejano, de las horas del Sur, de donde nuestros sueños sacan
aquella angustia de más soñar que hasta callan para sí…

El palacio está en ruinas… Duele ver en el parque el abandono
de la fuente sin surtidor… Nadie levanta la mirada del camino
y siente saudades de sí ante aquel lugar-otoño…
Este paisaje es un manuscrito con la frase más bella suprimida…

La loca partió todos los candelabros glabros,
ensució de humano el lago con cartas rasgadas, muchas…
Y mi alma es aquella luz que nunca más tendrán los candelabros…
¿Y qué quieren del lago aciago mis ansias, brisas fortuitas?…

¿Por qué me aflijo y me enfermo?… Se acuestan desnudas al claro de luna
todas las ninfas… Vino el sol y habían ya partido…
Tu silencio que me arrulla es la idea de naufragar,
y la idea de que tu voz suene a lira de un Apolo fingido…

Ya no hay colas de pavos todo ojos en los jardines de otrora…
Las propias sombras están más tristes… Aún
hay rastros de ropas de ayas (parece) en el suelo, y aún llora
un como eco de pasos por la alameda que velahí concluida…

Todos los ocasos se fundieron en mi alma…
Las hierbas de todos los prados fueron frescas bajo mis pies fríos…
Secó en tu mirada la idea de creerte calma,
y el ver yo eso en ti es como un puerto sin navíos…

Se irguieron al tiempo todos los remos… Por el oro de los trigales
pasó una saudade de no ser mar… Frente
a mi trono de alienación hay gestos con piedras raras…
Mi alma es una lámpara que se apagó y aún está caliente…

¡Ah, y tu silencio es un perfil de cúspide al sol!
Todas las princesas sintieron el seno oprimido…
De la última ventana del castillo sólo un girasol
se ve, y el soñar que hay otros pone brumas en nuestro sentido…

¡Ser, y no ser ya más!… ¡Oh leones nacidos en la jaula!…
Repicar de campanas hacia más allá, en el Otro Valle… ¿Cerca?…
Arde el colegio y un niño quedó encerrado en el aula…
¿Por qué no ha de ser el Norte el Sur?… ¿Qué es lo que está descubierto?…

Y yo deliro… De repente hago pausa en lo que pienso… Te miro
y tu silencio es una ceguera mía… Te miro y sueño…
Hay cosas rojas y cobrizas en el modo de meditarte,
y tu idea sabe a recuerdo del sabor de un espanto…

¿Para qué no sentir por ti desprecio? ¿Por qué no perderlo?…
Ah, deja que te ignore… Tu silencio es un abanico?
un abanico cerrado, un abanico que abierto sería tan bello, tan bello,
pero más bello es no abrirlo, para que la Hora no peque…

Se helaron todas las manos cruzadas sobre todos los pechos..
Se ajaron más flores de las que había en el jardín…
Mi manera de amarte es una catedral de silencios escogidos,
y mis sueños una escalera sin principio pero con fin…

Alguien va a entrar por la puerta… Se siente sonreír el aire…
Tejedoras viudas gozan las mortajas de vírgenes que tejen…
Ah, tu tedio es una estatua de una mujer que ha de venir,
el perfume que los crisantemos tendrían, si lo tuviesen…

Es preciso destruir el propósito de todos los puentes,
vestir de alienación los paisajes de todas las tierras,
enderezar por fuerza la curva de los horizontes,
y gemir por tener que vivir, como un ruido brusco de sierras…

¡Hay tan poca gente que ame los paisajes que no existen!…
Saber que continuará habiendo el mismo mundo mañana?¡cómo nos entristece!…
Que mi oír tu silencio no sean nubes que contristen
tu sonrisa, ángel exiliado, y tu tedio, aureola negra…

Suave, como tener madre y hermanas, la tarde rica desciende…
No llueve ya, y el vasto cielo es una gran sonrisa imperfecta…
Mi conciencia de tener conciencia de ti es una prez,
y mi saberte sonriendo es una flor mustia en mi pecho…

¡Ah, si fuésemos dos figuras en una lejana vidriera!…
¡Ah, si fuésemos los dos colores de una bandera de gloria!…
Estatua acéfala retirada a un lado, polvorienta pila bautismal,
pendón de vencidos que tuviese escrito en el centro este lema ¡Victoria!

¿Qué es lo que me tortura?… Si hasta tu faz tranquila
sólo me llena de tedios y de opios de ocios temibles…
No sé… Yo soy un loco que extraña su propia alma…

Yo fui amado en efigie en un país más allá de los sueños…


[Traducción: Miguel Ángel Sepúlveda Espinoza]

jueves, 20 de marzo de 2014

Pequeño

Te tendría aquí, a mi lado
muy pegadito a mí,
hasta que sintieras mi silencio.

Te tendría pegadito a mi piel
a mi sabor de frambuesa.
...a mi pequeño corazón

Te tendría navegando,
cantando, tocándome,
hasta que volvieras a ser feliz.

Ya nada importa mucho,
solo tenerte muy cerquita de mí.
tan tan cerca como para sentir nuestras
respiraciones sincronizarse,
y nuestras manos entrelazarse como una serpiente.

Así te tendría, tan tan cerca que llegara a doler.



lunes, 24 de febrero de 2014

Hoy que dulgen y ermedan los larorios
Las oveñas patizan el bramente
Y las fólgicas barlan los filorios...
Tras la Urla que valiñan ristramente.

lunes, 20 de enero de 2014

21 de enero


Volví a nacer a los 24 años, el día de la serpiente, del verano noctámbulo, de un calor que derrite las ideas, los recuerdos y la piel. Volví a nacer entre gritos y lágrimas.
Mañana es 21 de enero, el día de mi cumpleaños, ni más ni menos que eso, un año más. Sé que muchas personas me saludarán y parecerán alegres, pero muchos de esos saludos serán falsos, por cumplir con algo casi como una obligación, un saludo frío y prefabricado que preferiria no escuchar, porque no lo siento, no sé si alguien realmente se alegre de verdad de que un día como hoy haya nacido, hace unos días leí una nota en mi antigua agenda de una persona importante para mí, que decia justamente eso, me alegro que un día como hoy hayas nacido porque gracias a eso pude conocerte, seguido por un espero que siempre seas muy feliz te amo, para mí las palabras se desvanecen, igual que las letras escritas en papel al pasar el tiempo, es probable que un día sin darme cuenta esas palabras ya no se noten, que la tinta se borre lentamente del papel al igual que lo que sentía esa persona por mí, seguramente ya no pensará lo mismo aunque esperaría equivocarme.
Aún es así , es curioso, me resultan curiosos los cumpleaños, un rito que antes me parecia un trámite, hoy me parece algo necesario, algo que sin querer esperaba que ocurriera, como un año nuevo interno, un cierre, un nuevo ser que renace en mí.

Y desde que dejé de escapar de la pena que me produce cerrar ciertos ciclos y alejarme de lo que me hace mal, soy más consciente de mí, de yo mujer, de yo completa, de yo.. la que siente, la que sufre, la que escribe y llora por las noches, las que ríe con cosas muy simples cuando nadie me ve, la que sueña con los que ya no están, la que he sido y la que soy ahora.

Soy la que me gusta ser, precisamente donde debo estar y con quienes quiero estar, sin más pretensiones que las de seguir creciendo y siendo feliz, ahora que he arrancado casi por completo del veneno de mis heridas, me siento más feliz, sigo siendo nostálgica y frágil, pero ahora soy más completa al utilizar todo de mí.

Creo que este es parte de mi final final y de mi nuevo comienzo, ser yo, ser solo yo, imperfecta, melancólica y sensible, yo mujer, amiga, hija, prima, amante, persona.
Yo la que seguirá creciendo y la que ya no tiene fin.

domingo, 12 de enero de 2014

Llegas sobre mi carne



Deslizándote en mis profundidades,
me llenas,
me tomas,
siento viajar tus dedos y tu lengua por sobre mi piel
suave y caliente.
te siento en mí, sobre mí ,
te quiero en mí , sobre mí,
amarrado a  mi calor devorante,
a mi pelo con puntas y espinas
con flores que huelen a castaña.

cruzas tu vida por entre mi cuerpo
de donde inútilmente creo escapar.
Voy silenciosa de mis pasiones a tus brazos,
a tu pecho, a tus piernas, a tu cuello
y me hundo en ti.

Me hundo en tu camino ardiente
y repentino de mi,
apostaría que no me esperabas.
que no esperabas noches húmedas
sobre tu cama.

Ven, acércate, no te alejes,
no temas de mi pasión, de mi intensidad
de mis locuras y de mi dolor,
acércate, no te alejes

quédate muy cerca , hasta donde te pueda
escuchar dentro de mí.

miércoles, 8 de enero de 2014

Muere

vete de mi vida, huye!,
tengo con tus heridas rodando sobre mi vida,
llévate tu aroma barato, tu voz,
tus canciones repetidas.
Tus notas imperfectas.

Vete sin despedirte, sin regresar jamás,
sin decir dónde vas o dónde estarás,
ni menos con quién estás,
porque al final , no eres nada.


vete minúsculo y cursivo,
creyéndote tu discurso
leyendo entre mis líneas,
predicando tu pasado.

Véte!, el mundo no se detiene
Y no quiero seguir siendo un espacio roto para ti.

Veté, aléjate y muere.
sombrío, elevado entre serpientes,
vacas y patas de camellos,
y entre ecos de acordes débiles e insignificantes.



Vete como lo que ahora eres,
NADA.



miércoles, 1 de enero de 2014

Happy New Year

Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestás tu mano en esta noche
de fin de año de lechuzas roncas?...
No puedes, por razones técnicas.
Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo,
como si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres.
Julio Cortázar